Eventos

Sociales

Videos de interés

Oportunidades

Registro

 


Escrito por: El Eco de Tandil el 18 septiembre, 2016


En la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unicén se desarrolla el Programa para el Control Parasitario Sustentable, a partir de un convenio con el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) y el apoyo del laboratorio Zoetis. El médico veterinario César Fiel, del área de Parasitología y Enfermedades Parasitarias del Departamento de Sanidad Animal y Medicina Preventiva brindó detalles de este plan gratuito que mejorar la producción de los establecimientos ganaderos. “Hay que estar encima de una enfermedad que no se ve. Para cuando el productor ve la diarrea en los animales, ya perdió 40 kilos por cada uno”, dijo el investigador sobre la incidencia de los parásitos.

El programa forma parte de la Red Interinstitucional de Investigación y Experimentación en Enfermedades Parasitarias (RIEP), que se conformó en 2011, ente que nuclea a tres facultades de Veterinarias y a ocho estaciones experimentales del INTA para el intercambio de información. De alcance nacional, cubre la zona ganadera más importante del NEA y la Pampa Húmeda, con llegada a veterinarios y productores a través del Programa para el Control Parasitario Sustentable.

“Es un programa dirigido específicamente al ganadero. Surgió hace muchísimos años, en el 89. Nuestro grupo trabaja mucho en investigación aplicada y veíamos que lo que llegaba al productor era muy poco en comparación con lo que se generaba. Entonces, empezamos a buscar la forma de llegar más al productor y la decisión fue hacerlo a través de la actividad privada”, explicó César Fiel y agregó que los veterinarios son agentes multiplicadores por excelencia.

“Nosotros le transmitimos la información al veterinario y él la aplica en el medio productivo. En ese proceso, nosotros lo acompañamos con entrenamiento y actualización permanente, por un lado; actualizando los laboratorios de diagnóstico que hacen apoyo al veterinario. Una vez que tenemos aseguradas esas dos patas, hacemos difusión en los ganaderos a través de reuniones”, precisó.
Por la red RIEP, desde 2011, ya pasaron 1600 veterinarios, 1200 productores y 60 laboratorios de diagnóstico. Además, cubre el 90 por ciento de los establecimientos ganaderos del país y brinda asesoramiento gratuito que permite mejoras en la rentabilidad.

Resistencia a los fármacos

Al analizar la situación en el campo, el médico veterinario destacó que “al problema parasitario se suma el de la resistencia. En ganadería, hoy en día el 90 por ciento de los establecimientos tiene problemas de resistencia al medicamento que actúa contra los parásitos. Entonces, esa es nuestra puerta de entrada: cuando el ganadero ve el problema, lo conoce, requiere a través del veterinario la asistencia y nosotros le presentamos los veterinarios entrenados para ese trabajo”.

Concretamente, el equipo conducido por Fiel investiga a los parásitos en el laboratorio y distribuye los resultados por la red RIEP. “Con la información que generamos a nivel de campo, buscamos las alternativas de control en la enfermedad parasitaria y eso es lo que difundimos a través de los veterinarios”, afirmó.

En ese sentido, describió que “es un feedback permanente: el ganadero tiene un problema, consulta con el veterinario y el veterinario consulta con nosotros. Generamos la información de cómo atacar ese problema y la devolvemos”.

En concreto, el equipo de la Unicén investiga los parásitos gastrointestinales que son al menos siete, de los cuales hay dos muy importantes que se localizan en el cuajo y en el intestino de los bovinos.

-¿Los parásitos van mutando?
-Pasa lo mismo que la resistencia a los antibióticos en la medicina humana. En este caso el ganadero, como conoce el problema, de alguna manera súper medica a los animales y empieza a generar poblaciones que resisten. En la medida en que uno hace tratamientos periódicamente, cada vez más continuos, camina más rápidamente hacia la resistencia. Por lo tanto, cada establecimiento hoy debe conocer cómo están funcionando los antiparasitarios para empezar a controlar. Después aplicaremos las técnicas de control.

-¿Qué implicancias tiene para la producción?
-La primera definición importante es que los parásitos generan una pérdida de alrededor de 30 kilos de carne por animal por año sin que el ganadero vea que el parásito está presente. Es decir, no aparece la diarrea ni otros síntomas que tienen los animales.

-Desde lo económico es importante…
-Estamos hablando de muchísimo dinero. El tema es que cuando el ganadero desparasita, si elige mal el antiparasitario está poniendo en juego la mitad de la respuesta que uno esperaría del tratamiento. Es decir que está poniendo en juego 15 kilos de carne, simplemente, por no elegir el medicamento que debe utilizar para esa ocasión, por no desechar los que tienen resistencia.

Resultados positivos

-¿Detectaron mejoras en la producción a partir de estas acciones?
-Sí. Es bastante difícil generar números porque no hay anteriores a nuestra llegada. Muy pocos son los establecimientos que tienen registros de eso, pero lo que hacemos es acompañar al profesional, incluso, en la primera reunión con el ganadero, cuando empieza a trabajar. Le llamamos actividad tutorial o diagnóstico de precisión. Vamos con el veterinario al campo. El veterinario del campo hace una presentación de cómo controlan parásitos. Recorremos el establecimiento, le marcamos las zonas de mayor riesgo de enfermedad del campo, lo mapeamos con señales rojas, amarillas o verdes de acuerdo al riesgo que tiene cada potrero con los animales; muestreamos los animales y le hacemos un informe de esa actividad y recomendaciones de cómo seguir el control a futuro. Es decir, hacemos una actividad tutorial sobre el veterinario que va a continuar a futuro el programa. Por supuesto, los colegas quedan insertos en el programa y nos comunicamos a través de mails, teléfono, etc.

-Como unidad de investigación, ¿en qué los beneficia?
-Tremendamente nos beneficia. Primero porque tenemos la oportunidad de aplicar todo lo que se desarrolla como investigación. Segundo, porque tenemos un contacto permanente con el medio que es el sueño de cualquier investigador, tener el pulso de lo que está pasando en el momento en el medio y salir rápidamente con las soluciones. Es muy gracioso porque vamos por el tema parásitos y terminamos relacionando con cualquier otro tipo de enfermedad y establecemos el vínculo con los investigadores de esta facultad o de otra o de otro centro experimental si no tenemos respuesta.

Gana el que mejor diagnostica

Al analizar el beneficio de la ganadería, César Fiel explicó que “el problema del parásito es que no hay vacunas. Por lo tanto, hay que trabajar permanentemente sobre ellos y es un trabajo que se hace mes a mes. Entre el destete de los animales, que se produce en marzo, y la primavera vegetal, por octubre, hay un trabajo del profesional que acompañamos que es mensual, haciendo análisis en los animales para determinar el momento oportuno de tratamiento y qué droga debe utilizarse en función del estudio de cómo funciona la droga. No es demasiado complicado, pero hay que estar encima de una enfermedad que no se ve. Para cuando el productor ve la diarrea en los animales, ya perdió 40 kilos”.

En relación a los problemas de resistencia a los antiparasitarios, el investigador señaló que todavía se pueden manejar y advirtió que “el mensaje al ganadero es que no es el que mejor controla el que más desparasita; le decimos que es aquel que mejor diagnostica cuándo tiene que desparasitar. Sin ningún tipo de dudas, la alta frecuencia de tratamientos es lo que genera resistencia. Igual que en antibióticos y pesticidas”.

Por otra parte, el productor comprueba los resultados del control parasitario por el estado de los animales y el peso de faena según la edad del animal. “La parasitosis interna es la principal limitante sanitaria en producción en categoría de animales de cría”, destacó Fiel.
La consecuencia más importante de la enfermedad para el productor es económica, ya que para llevar el animal al peso de faena lo deberá tener más tiempo en el campo, con más controles sanitarios, más alimento y se estirarán los ciclos productivos.

-¿Hay conciencia entre los productores de este problema?
-En los de mayor producción sí, porque lo reconocen como una limitante. A mayor carga animal, mayor problema parasitario. Los ganaderos de punta, los que están de la media hacia arriba, lo reconocen como problema y requieren asesoramiento.

Otra línea

Por otro lado, César Fiel anticipó que están llevando adelante una línea de investigación para determinar si se puede revertir la resistencia de los parásitos a los fármacos. Ese trabajo de experimentación se realiza en Olavarría, donde en un campo con parásitos resistentes introdujeron animales con parásitos sensibles para que por competencia le ganen a los resistentes. A tres años del inicio, los resultados son “muy alentadores”. 

 

Fuente: http://eleco.com.ar/interes-general/investigadores-de-veterinarias-asesoran-a-ganaderos-para-controlar-los-parasitos-y-mejorar-la-rentabilidad/

Notas científicas

Notas gremiales

Revista Acovez

Ubíquenos

   

 

 

 




Calle 33 No.16-36
+57 340 1797
+57 315 823 1528
acovez@acovez.org
Bogotá D.C. - Colombia

Quien está en línea

Hay 32 invitados y ningún miembro en línea

Contador

Hoy 9

Mes 1388

Total 88345

Currently are 5 guests and no members online

Síguenos en:

Scroll to top