Misión

Contribuir al desarrollo del sector pecuario y de la salud pública a través de la consolidación y el mejoramiento de la calidad de sus profesionales y del ejercicio profesional de las ciencias Veterinarias y Zootécnicas, lo cual favorecerá el crecimiento de la calidad de vida de la población colombiana.


Visión

ACOVEZ en el año 2025 se consolidará como el gremio representativo de las profesiones de Médicos Veterinarios Zootecnistas, Médicos Veterinarios, y de Zootecnistas, que propenda por el mejoramiento en el ejercicio profesional con ética y excelente fortaleza académica para liderar propuestas de políticas que conlleve al desarrollo del sector pecuario colombiano.

 

COMVEZCOL - Consejo Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Colombia  Tribunal Nacional de Ética Profesional

 

 

 

Reseña histórica de ACOVEZ

“El análisis de la vida de las agremiaciones de profesionales permite colegir su significancia endógena, por la intensidad y cobertura de participación y compromiso del cuerpo de profesionales, y exógena por el nivel de representatividad logrado por ellas en el concierto nacional e internacional. Estos componentes son los indicadores del grado de solidaridad y de identificación y conducentes al desarrollo social y político de una profesión mediante la difusión interna del conocimiento y de las tecnologías apropiadas”.
La historia se construye a partir del legado que van dejando nuestros antecesores, desafortunadamente, con el pasar del tiempo y el poco interés de quienes en su momento dirigen las agremiaciones, los registros históricos (memoria) de las organizaciones, tienden a desaparecer.
Para bien de ACOVEZ, en sus últimos cuarenta años, se ha conservado no solo su sede, patrimonio cultural de la ciudad, sino también su producción académica consignada en una excelente colección de las revistas editadas desde 1976, año de inicio de la Revista ACOVEZ, y el acopio de información consignada en el libro “Medicina Veterinaria y Zootecnia en Colombia. Trayectorias durante el siglo XX y perspectivas para el siglo XXI”, que en el año 2002 editaron los Médicos Veterinarios Zootecnistas Henry Garcia Alzate y Luis Guillermo Parra López y del cual se extraen textualmente la mayoría de los párrafos históricos y conceptos filosóficos, que con una gran visión futurista escribió en el capítulo 3 “Historia y proyecciones de las organizaciones gremiales. Actitud de los profesionales frente a ellas.”, la Médica Veterinaria Zootecnista Lucia Esperanza Másmela de Lobo, profesional de alto reconocimiento y expresidente de nuestra asociación. Igualmente hago reconocimiento a nuestro gran líder y primer presidente de ACOVEZ, Dr. Jaime Santos Salgado, en su relato “Reseña histórica de Acovez” publicado en la revista Vol. 14. No. 2, Año 1990.
Como un reconocimiento a ese gran esfuerzo investigativo histórico, que de pronto para muchos profesionales ha pasado desapercibido su valioso contenido, he querido, al llegar a los 60 Años de ACOVEZ, recuperar de los anaqueles de nuestra asociación estos contenidos y resumirlos, en aras a actualizar la memoria de los médicos veterinarios y zootecnistas, médicos veterinarios y de los zootecnistas sobre lo que ha sido nuestra asociación y crear conciencia de la importancia de conservarla, fortalecerla y engrandecerla.
No importa quienes estemos, en un momento de la vida histórica de ACOVEZ, en su dirección y orientación de su quehacer, siempre nos ha ligado los mejores propósitos, el cumplimiento de sus estatutos, la ética profesional y el deseo de servicio a la comunidad profesional que conforma la asociación. Hemos mantenido vivo ese espíritu por 60 años y lo mantendremos; compromiso de las nuevas generaciones de profesionales del agro colombiano.
“La primera organización referida a la agricultura fue la Sociedad de Naturalistas Colombianos, creada tres años después que la Universidad Nacional, en el Gobierno del Presidente Santos. La Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) es la primera organización gremial que registra los anales de la historia y su creación se cimentó en la defensa de la propiedad de la tierra, en oposición a diversos movimientos sociales que se levantaron en torno a la problemática de la propiedad. La SAC fomentó la aplicación de la botánica a la agronomía y con su auspicio se creó en 1880, el Instituto de Agricultura, que fue cerrado cinco años después”.
“El comportamiento histórico de las organizaciones profesionales es inherente a la medicina veterinaria, en lo que atañe a su posicionamiento en la ciencia, sus aportes al desarrollo, las características ocupacionales y el comportamiento en los procesos evolutivos del país. La historia de Colombia en sus diferentes versiones, ubica la medicina veterinaria en el circuito de la prevención de enfermedades transmisibles, pero ninguna reconoce su papel fundamental como servidora de la humanidad. Las crónicas del Siglo XIX y las de los albores del Siglo XX describen situaciones epidémicas y estudios microbiológicos orientados a la producción de vacunas de uso humano y animal”.
“El interés en el fomento de la ganadería se inclina hacia el mejoramiento genético, el control de parasitismos y de algunas enfermedades transmitidas por vectores; en estas dos últimas actividades, los estudios se realizan en forma interdisciplinaria en la búsqueda de controles y vacunas (malaria, hemoparasitismos, lepra, tuberculosis, etc.). Las organizaciones de profesionales, en consecuencia, no son importantes en ese momento histórico del país. Los conatos de organización se empiezan a dar cuando surgen los problemas sanitarios y se establece una política para manejarlos”.
“Los anales de la historia de las organizaciones profesionales de la medicina veterinaria datan de la década de los años 40, época en la que se registraba apenas un centenar de graduados e medicina veterinaria, que constituían núcleos muy allegados entre sí, tanto en los grupos sociales a los que pertenecían como en el tipo de ocupaciones que desarrollaban, especialmente en los campos de la docencia, investigación y funciones oficiales. Tan solo unos pocos se dedicaban totalmente a sus negocios y a la atención de sus fincas. Los profesionales pertenecientes en su mayoría a familias de hacendados que a su vez forman parte de los estratos políticos e intelectuales, entre tanto, se ocupan de los servicios de sanidad pública y veterinaria y de la higiene, que prestan los sectores estatales, desde los Ministerios de Salud Pública y de Agriculturas”.
En la década siguiente, años 50 adquiría vida jurídica la Asociación de Médicos Veterinarios y Zootecnistas, legalizándose el ordenamiento jurídico de ACOVEZ mediante Resolución Nº 3112 de 1957 del Ministerio de Justicia, cuyo titular era el doctor Felio Andrade Manrique. En estos años, eminentes profesionales ocupaban cargos en el Ministerio de Agricultura y el órgano oficial de divulgación correspondía a la revista denominada Ganadería Colombiana.


En la política sanitaria, entre 1950 y 1970 la Asociación de Médicos Veterinarios ejerció una influencia marcada que se manifestó en el manejo del Instituto Zooprofiláctico, en las campañas de fiebre aftosa, la brucelosis y la rabia, lo mismo que en la asesoría aportada para la toma de decisiones sobre importaciones y en los conceptos y la intervención en la conformación de los planes de estudio. En este campo son valiosos los escritos del Dr. José Vicente Pacheco, sobre la función social del médico veterinario y de la medicina preventiva. Los profesionales, dice, se ocupan más por los individuos que por las poblaciones, su clínica debería ser más epidemiológica; los factores ecológicos son de la más alta jerarquía en su papel.
En la década de los 60, la Asociación presenta los estatutos para la conformación de una organización profesional de carácter sindical ASMEVEZ, que toma como referencia las entidades similares fundadas por médicos y odontólogos, cuyo ánimo es defender el trabajo que por aquellos años, ya presentaba desfases entre la oferta y demanda efectiva de profesionales.
En 1965, la Asociación recomienda la Gobierno Nacional, la realización de una evaluación de la ganadería nacional en torno a la alimentación, y a los problemas sanitarios como la fiebre aftosa, la brucelosis, la tuberculosis, la paratuberculosis y las parasitosis, como también, el Dr. Manuel Ignacio Luque llamó la atención sobre problemas administrativos, la coordinación de política, el crédito, la redistribución de la propiedad, la zonificación ganadera y los mercados internos y de exportación.
“Los profesionales vinculados al Instituto Zooprofiláctico Colombiano conformaron una organización de especialistas denominada FEVECIBI, que aglutinaba los profesionales dedicados al diagnóstico, a los estudios epidemiológicos, a la investigación, experimentación, desarrollo y producción de biológicos. Este grupo llegó a ser la escuela más importante que hubiera funcionado hasta entones en Colombia entre los años 1955 y 1970. Al cerrarse este Instituto, se dividió en dos grupos los que entraron a laborar en el Instituto Colombiano agropecuario-ICA y los que se vincularon a la Empresa Colombiana de Productos Veterinarios-VECOL”
“A finales de la década de los años 60, se comparte una sede común entre ACOVEZ, AMEVEA, VEPA, ACOVEI (Asociación de Especialistas en Enfermedades Infecciosas y FEVECIBI (Asociación de Especialistas en Ciencias Biológicas), siendo ACOVEZ la única agremiación a nivel nacional que aglutina a los colegas del ICA, VECOL, Ministerio de Agricultura, Secretarías de Agricultura y algunos especialistas en salubridad, docentes universitarios, al igual que profesionales en ejercicio privado”.
“En la década siguiente se consolidan, bajo la promoción de ACOVEZ, los colegios regionales de los Llanos Orientales, Huila, Bolívar y Boyacá, entre otros. Sin embargo, estas organizaciones departamentales, con frecuencia carecen de estabilidad, salvo las que contaban con líderes vinculados al ICA y han ido extinguiendo”.
La Junta Directiva que presidió el doctor Jaime Santos Salgado, a partir del año 76, obtuvo el apoyo para la consolidación de ACOVEZ, unificando la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios y Zootecnistas - ACOVEZ y la Asociación Sindical - ASMEVEZ, dándose de esta manera, las bases estructurales, para atender la defensa gremial y Social de los Médicos Veterinarios y Zootecnistas.
La secuencia de este mandato, asumida por la Junta Directiva, la recibió de la Asamblea General de Médicos Veterinarios y Zootecnistas celebrada en Barranquilla, con motivo del IX Congreso Nacional de Medicina Veterinaria y Zootecnia, el 4 de junio de 1974, con el encargo de fusionar las asociaciones gremial y sindical
La Junta Directiva que presidió el Dr. Raúl Londoño Escobar inició conversaciones con ASMEVEZ, presidida por el doctor Rafael Trellez Roldán, y más tarde presidida por el doctor Jaime Cadena Santos, conversaciones que culminaron con la siguiente Junta Directiva que inicia una nueva etapa de ACOVEZ.
Es indispensable para dar justo testimonio ante la historia de medicina veterinaria en Colombia, en relación con este aspecto de la consecución de la sede, hacer énfasis en los nombres de la Junta Directiva y sus ejecutores de la época: doctores Jaime Santos Salgado, Presidente; Jaime Pineda Morales, Vicepresidente, quien fuera reemplazado meses más tarde, por el doctor Guillermo Mateus, y posteriormente asumió la Vicepresidencia el doctor Germán Bello García; el Dr. Enrique Angarita Zerda, Secretario General; el Dr. Jaime Cadena Santos, Tesorero; el Dr. Luis Alfonso Almonacid, Revisor Fiscal y como vocales los doctores Oscar Rivera, Luis Carlos Villamil, José A. Revered Pacheco (1917-1978), Ernesto Rincón y Germán Rodríguez.
“Lo más importante y trascendental que le correspondió ejecutar a esta Junta Directiva, fue la adquisición de la casa sede, por los meses de octubre y noviembre, la cual compró y cancelo en parte el crédito a la Congregación de las Hermanas Religiosas Siervas de Jesús, con dineros sobrantes del Congreso Panamericano reunido en Bogotá en el Hotel Hilton, cuyo aporte fue entregado por el tesorero de dicho congreso doctor Segundo Corrales Becerra; con auxilios de Ministerio de Agricultura, a cargo del doctor Rafael Pardo Buelvas, y con otro auxilio posterior de menor cuantía del mismo Ministerio de Agricultura. Fue de vital importancia la financiación del Banco Ganadero por la suma de $800.000 bajo Gerencia del Dr. Gustavo Castro Guerrero y la Subgerencia del Dr. Gustavo Lozano, dineros con los cuales se dio por terminada la negociación con la comunidad vendedora, habiendo exigido el Banco Ganadero, como única garantía, la firma como persona natural del presidente de la Asociación, quien quedo en este caso como codeudor. Posteriormente se logró cancelar el crédito del Banco Ganadero, entidad con la cual tuvimos excelentes relaciones para adquirir con facilidad la sede, que fue nuestro gran propósito”.
“La casa sede, finalmente se inauguró en la calle 33 No. 16-46 (hoy 16-36), con la asistencia justamente de todas las personalidades, que hicieron posible por sus ejecutorias y por sus aportes económicos, cuyos nombres deben quedar registrados por cuanto forman también parte de la presente historia; estos fueron los asistentes al coctel, celebrado en la casa sede el día 7 de marzo de 1977: Dr. Rafael Pardo Buelvas, Ministro de Gobierno, antes de Agricultura; Dr. Alvaro Araujo Noguera, Ministro de Agricultura; Dr. Josué Franco Mendoza, Gerente General del ICA, Dr. Juan José Salazar, Subgerente de Fomento de la Caja Agraria, Dr. Augusto Morales, Subgerente de Crédito de la Caja Agraria, Dr. Eduardo de la Espriella, Gerente de Purina; Laboratorios Vecol; Dr. Diego Borda, Representante de Dow Químicas Unidas; Dr. Marco A. Avella, Gerente de los Laboratorios Maravedi; Dr. Gerardo Buff, Gerente de Bayer Químicas Unidas; Dr. Sergio Castro, Gerente Laboratorios Vicar; Dr. Rodrigo Múnera, Gerente del Banco Cafetero; Médicos Veterinarios: José Velásquez Q., Manuel Ignacio Luque, Gonzalo Luque Forero; además la Junta Directiva de ACOVEZ en pleno y otros profesionales del campo oficial y privado”.
“Como era necesario tener liquidez en la tesorería de ACOVEZ, se pudo realizar gracias a los no pocos esfuerzos de la Junta Directiva, buscando aportes y donaciones que correspondieron, a las entidades y personas resaltadas anteriormente en esta reseña histórica; a esta lista de grandes colaboradores se adiciona, el aporte del XI Congreso de Medicina Veterinaria y Zootecnia realizado en Bogotá, bajo el auspicio de nuestra Asociación, del 14 al 18 de Noviembre de 1978”.
Dentro de los puntos principales del programa de trabajo a ejecutar por la asociación durante el año 1976, fue obtener en primer lugar, la fundación y publicación del primer número de la Revista ACOVEZ correspondiendo al vol. 1 año 1, de los meses noviembre – diciembre de 1976, número que fue entregado con gran solemnidad en el Congreso de Medellín, obteniéndose así un medio de comunicación excelente, para divulgar todos los programas a desarrollar y dar un paso eficiente hacia la integración e información del gremio. El primer Consejo Directivo de la revista estuvo conformado por Dr. Jaime Santos salgado, Director; Dr. Carlos Aníbal Gartner, Coordinador General; Dres. Jaime Cadena Santos, Manuél Arévalo, Óscar Rivera, y Jaime Pineda en el Consejo Editorial.
Fue así como en los años 1976 y 1977, se convirtieron en fechas memorables para la historia de Acovez. Primero por la fundación de la revista y segundo por la adquisición de la sede, inaugurada en acto solemne en marzo 7 de 1977. Se legalizo mediante escritura pública No. 1840 del 4 de diciembre de 1976 de la notaria 19 de Bogotá, y registrada el 4 de abril de 1977.
“Como la sede necesitaba obviamente de capital para la dotación de muebles y otros elementos indispensables, una oportuna circunstancia fue la de asistir por aquella época a la Cámara de Representantes, el Dr. Jaime Santos Salgado, quien en el periodo de 1978 a 1982, obtuvo un auxilio de mayor cuantía, que se destinó a la compra de confortable silletería instalada en el gran salón de la sede”.
Entre los años 1980 y 1985, con su trabajo y tesón de sus directivas de turno y en especial del Dr. Guillermo Parra López, ACOVEZ, logra la articulación y promulgación de la ley 73 de 1985 (octubre 8) “Por la cual se dictan normas para el ejercicio de las profesiones de medicina veterinaria, medicina veterinaria y zootecnia y zootecnia”, y en su artículo 7 crea el Consejo Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Colombia – COMVEZCOL.
Más adelante se expidieron el decreto No. 112 de 1988 (junio10) “Por El cual se reglamenta la ley 73 de 1985, sobre el ejercicio de las profesiones de la medina veterinarias, medicina veterinaria y zootecnia y zootecnia” y la ley 576 de 2000 (febrero 15) “Por la cual se expide el Código de Ética para el ejercicio profesional de la medicina veterinaria, la medicina veterinaria y zootecnia y zootecnia
“En la última década del siglo pasado se implanta el paradigma de la economía de mercados, y de sus instrumentos fundamentales por la privatización de la empresa estatales, la reducción del Estado y el reajuste institucional, que en conjunto transforman el panorama y las exigencias de relaciones, conductas y prácticas laborales”.
“En este marco, las organizaciones de profesionales se mueven en torno a crear oportunidades de trabajo asociado, más que buscar solidaridad para resolver problemas individuales. El pensar y sentir en torno a la utilidad que se espera de la afiliación a una asociación son invariablemente” ¿Qué me dan en la asociación?”,“¿Qué gano con pertenecer a la asociación?”, pero nunca “¿Cómo colaboramos para que todos ganemos?, cultura paternalista, inherente a la necesidad de que alguien resuelva mi problema”. En este orden de ideas, es escasa la disposición para construir, aportar o comprometer con decisión en el futuro, un proyecto colectivo con visión de soluciones, condición que aún perdura en el comportamiento de muchos de nuestros profesionales.
“A partir del año 2000, estas particularidades de oportunidades van requiriendo cambios en los perfiles profesionales y nuevas alianzas e intercambios de conocimiento, habilidades y estrategias, apropiados para abordar y sostenerse en situaciones de alta exigencia para acceder a los escasos puestos de trabajo, circunstancias que han sido propiciadas por la reorganización política y normativa del Estado en su conjunto y por el reordenamiento del sector privado”.
“El desarrollo científico y tecnológico estará dado por las políticas de Estado que trascienden las particularidades de los gobiernos y obedecerá a la estructura de un sistema de generación de conocimiento orientado por las características, componentes y situaciones del trópico, enfocado en el desarrollo sostenible, entendido en el sentido de generación de bienes y servicios agropecuarios, pesqueros y forestales, en el contexto de la rentabilidad a mediano y largo plazo en el marco de la bioética, la equidad y la competitividad”.
En este orden de ideas, Acovez se ha mantenido atenta durante las primeras décadas del siglo XXI, promoviendo desde diferentes escenarios y con una participación activa con las entidades gubernamentales y la academia, los cambios en la formación académica, los procesos de actualización y capacitación para dar respuesta a las necesidades del campo colombiano y el desarrollo científico y tecnológico.
Actualmente Acovez participa con grupos de trabajo multidisciplinarios en programas y proyectos del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural como son la Mesa de Ganadería Sostenible y las Cadenas Productivas Ovino-Caprina y Cárnica; con el SENA presidiendo el Consejo Directivo de la Mesa Sectorial de Producción Primaria y en los procesos de formación por competencias laborales; en la Junta Directiva de CORPOICA, con el INVIMA en procesos formativos de profesionales en el área de la inspección, vigilancia y control en plantas de beneficio animal; con el Ministerio de Salud en el análisis de los programas de control de enfermedades transmitidas por vectores; con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y con COMVEZCOL en su Consejo Directivo y en la ejecución de proyectos de investigación sobre riesgos profesionales de los MVZ, MV y Z en el ejercicio de sus profesiones con grandes animales y en procesos de actualización de nuestros profesionales a través de la formulación y desarrollo de diplomados en IVC en plantas de beneficio animal y formulación de proyectos bajo metodologías aprobadas por el gobierno para proyectos con regalías.
ACOVEZ representa al cuerpo de profesionales por su actividad sistemática en los diferentes escenarios del orden nacional e internacional. La pertenencia a ACOVEZ es el indicador del reconocimiento por parte de la entidad que consolida a los profesionales de las ciencias veterinarias y zootécnicas, ya que las asociaciones con el debido perfil de transparencia y eficiencia, cuentan con más fortalezas que debilidades para desarrollar un papel de enlace entre los sectores público y privado.

 

 

Bibliografía
• García A. Henry y Parra L. Luis G. 2002. Editores. Medicina Veterinaria y Zootecnia. Trayectoria durante el siglo XX y perspectivas para el siglo XXI. Fundación Edivez.
• Másmela de Lobo Lucia E. 2002. Historia y proyección es de las organizaciones gremiales. Actitud de los profesionales frente a ellas. En: Medicina Veterinaria y Zootecnia. Trayectoria durante el siglo XX y perspectivas para el siglo XXI. Fundación Edivez, capítulo 3, pág. 123-153.
• Santos Salgado Jaime. 1990 Reseña histórica de Acovez. Revista Acovez No. 2 Vol 14. Año 1990 - pág. 39.
• Lucia Esperanza Másmela de Lobo, en: Medicina Veterinaria y Zootecnia en Colombia. Historia y proyecciones de las organizaciones gremiales. Actitud de profesionales frente a ellas. 2020 Editores Henry García Alzate y Luis Guillermo Parra López. Fundación Edivez, capítulo 3, pag 123-145.

Nuestros 
Servicios

Áreas sociales y zonas al aire libre

Bar para clausura de eventos y también para el servicio de los afiliados y de las empresas. Amplía zona verde

Nuestra Biblioteca y Galería de Arte 

Los profesionales y estudiantes tendrán servicio de biblioteca para consulta de libros, revistas y otras publicaciones.

Auditorio

Con capacidad para 90 personas y disponible para el desarrollo de seminarios, talleres, tertulias, eventos culturales y sociales que requieran.